Historia del Jabón

Descripción: El origen de la limpieza personal se remonta atrás en el tiempo a la prehistoria.

 


Durante una excavación de la antigua Babilonia se encontró
un material similar al jabón en vasijas de arcilla, esto es evidencia
de que se conocía cómo hacer jabón para el 2800
AC. Las inscripciones relataban que grasas se fundían con cenizas,
el cual es un método de hacer jabón, pero no decían
nada acerca del uso que le daban a dicho material. Más tarde
se han usado como ayudante para dar forma al cabello.


Los
registros indican que los antiguos Egipcios tomaban baños frecuentemente.
Un papiro llamado Ebers, que es en realidad un documento médico,
relata acerca del uso de un material similar al jabón para fines
de tratamiento de enfermedades a la piel y para el lavado. Este se producía
mezclando grasas animales y aceite vegetales con sales alcalinas.


En esa época Moisés les dio a los Israelitas instrucciones
acerca de la higiene personal, relacionando la higiene con la purificación
de la salud y el espíritu. Los registros indican que ellos conocían
que mezclando aceite con cenizas se obtenía un producto tipo
jabón usado como gel para el cabello.


Los
antiguos griegos tomaban baños con fines estéticos pero
aparentemente no usaban jabón. Usaban bloques de arcillas, arena
y cenizas, luego se untaban con aceites y se lo quitaban con un instrumento
metálico llamado "strigil". Las ropas eran lavadas
sin jabón sólo en agua.


El jabón tomó el nombre, de acuerdo a la leyenda romana
del Monte SAPO. En dicho monte se sacrificaban animales. La lluvia lavaba
las grasas animales fundidas y las cenizas de los árboles hacia
el suelo arcilloso a lo largo del río Tiber. Las mujeres encontraron
esta mezcla más efectiva para el lavado de la ropa.


A los Germanos y a los Galos se les adjudica también el conocimiento
de cómo hacer una sustancia tipo jabón, hecho de grasa
animal con cenizas y usado para teñir sus cabellos.


A
medida que la civilización Romana avanzaba también lo
hacían los baños. El primero de los famosos baños
romanos provisto de agua de sus acueductos, fue construido alrededor
del año 312 AC. Los baños eran lujosos y se convirtió
en algo popular. Para el segundo siglo después de Cristo, el
médico griego Galeno, recomendó el jabón con propósitos
medicinales y de limpieza.


Después de la caída de Roma en el 467 DC y la caída
en los hábitos de higiene, Europa sintió la caída
en términos de salud pública. La falta de higiene personal
y la escasas condiciones sanitarias de vida, contribuyó a las
grandes plagas de la edad media, especialmente a la muerte negra del
siglo 14 DC. No fue hasta el siglo 17 que a gran parte de Europa retornó
la moda de tomar baños y realizar la higiene personal. De todas
forma durante la edad media hubo lugares donde se mantuvo la costumbre
de tomar baños aunque por diversas razones. En Japón se
tomaban baños diarios. En Islandia se reunían en piscinas
calentadas con aguas termales los sábados por las tardes.




La fabricación de jabón se estableció como un oficio
en Europa en el siglo 7 DC. Los que fabricaban jabón guardaban
muy bien su secreto. Aceites vegetales y grasas animales eran usadas
con cenizas y fragancias. Gradualmente más variedades de jabón
han ido apareciendo para afeitarse y como shampoo, también para
bañarse y para lavado de ropa.


Italia , España y Francia fueron los primeros centros de manufacturas
debido a su disponibilidad de materias primas como el aceite de oliva.
Inglaterra comenzó a hacer jabón durante el siglo 12.
El negocio era tan bueno que en 1622 el Rey James I garantizó
un monopolio a un fabricante por $100.000 al año. En el siglo
19 el jabón tenía tantos impuestos que se convirtió
en un ítem de lujo en muchos países. Cuando los altos impuestos
fueran eliminados, el jabón llegó a estar disponible para
todos y los estándares de limpieza fueron mejorados.


El comercio de los jabones comenzó en las colonias americanas
en 1608, con la llegada de varios fabricantes de Jabón.
Llegaron en el segundo barco de Inglaterra que arribó a Jamestown,
VA. Durante muchos años el fabricar jabón permaneció
como una tarea doméstica. Sólo algunos fabricantes de
jabón profesionales comenzaron a juntar desechos de grasas y
aceites domésticos a cambio de jabón.


Un
paso más grande hacia la fabricación de jabones a gran
escala, se dio en 1791 cuando un químico Frances llamado Nicolás
Leblanc patentó un proceso para fabricar Soda Ash (Carbonato
de Sodio) a partir de sal común. La Soda Ash es el álcalis
obtenido de las cenizas que se combina con las grasas para formar el
jabón. El proceso de Leblanc llevó a obtener grandes cantidades
de Soda Ash de alta calidad y económica.


La ciencia de la fabricación moderna del jabón nació
20 años después cuando, un químico Frances llamado
Michel Eugene Chevreul,
describió la naturaleza química del jabón, relacionando
las grasas, la glicerina y los ácidos grasos. Sus estudios establecieron
las bases para la química del Jabón y de las grasas.


Un
avance importante para la tecnología el jabón, ha sido
el descubrimiento a mediados del 1800 del proceso de amoníaco
por Ernest Solvay , un químico Belga. Este proceso usaba sal
común (Cloruro de Sodio) y obtenía Soda Ash o llamada
también Soda Solvay. Esta vez se incrementó aún
más la calidad y disminuyó más aún el precio
para fabricar jabón.


Estos descubrimientos científicos junto con el desarrollo de
las fábricas, hicieron de la fabricación del jabón
una de las industrias de mayor crecimiento en 1850 en EEUU. Al mismo
tiempo la mayor disponibilidad hicieron del jabón desde un ítem
de lujo a un ítem de necesidad diaria. Con el incremento en el uso aparecieron
las diferentes necesidades y se desarrollaron jabones más suaves
para la higiene personal, otros para el lavado de ropa, etc. Esto a
fines del 1800.



La química de la fabricación del jabón permaneció
sin avances hasta 1916, cuando fue desarrollado el primer detergente
sintético en Alemania en respuesta a la falta de grasas para
hacer jabón debido a la Primera Guerra Mundial. Conocidos hoy
simplemente como "detergentes", los detergentes sintéticos
son productos de limpieza y de lavado no jabonosos, ya que son sintetizados
a partir de una gran variedad de materias primas. El descubrimiento
de los detergentes sintéticos se produce ante la necesidad de
encontrar productos que a diferencia de los jabones no se combinen con
las sales del agua para formar una sustancia insoluble.


La
producción de detergentes domésticos en EEUU comenzó
a principios de 1930 pero no despegó hasta fines de la Segunda
Guerra Mundial. La interrupción de los suministros de grasas
y aceites debido a la guerra también como la necesidad militar
de contar con productos de limpieza que funcionen bien con agua salada
y fría de mar ha estimulado la investigación en detergentes.


Los primeros detergentes fueron usados principalmente
para el lavado manual de vajillas y lavado de ropas
finas. El hecho más importante para los detergentes de ropa se
produjo cuando se introduce en 1946 el primer detergente "Armado"
en EEUU. Dicho detergente era una combinación de tensioactivo
con una sustancia capaz de ablandar el agua. Esta sustancia es llamada
"Builder". El tensioactivo es un elemento básico de
limpieza en los detergentes, mientras que el "builder" lo
ayuda a ser más eficiente. Compuestos fosfatos usados como "Builder"
en estos detergentes han mejorado mucho la performance haciéndolos
adecuados para limpieza de ropa extremadamente sucia.


En 1953 las ventas de detergentes han superado a la de
los jabones. Ahora los detergentes han reemplazado a los jabones en
el lavado de vajilla, de ropa y limpieza del hogar. Los detergentes
(sólos o combinados con jabón) son encontrados en barras
o líquidos para higiene personal.


Desde aquellas primeros descubrimientos en la química
de los detergentes y "builders", la actividad para nuevos
productos se ha enfocado en desarrollar productos de limpieza que sean
eficientes y fáciles de usar, también seguras para el
consumidor y el medio ambiente.


Algunas de las innovaciones son:


En
los 50' Polvos para lavavajillas automáticas. Detergentes líquidos
para lavado de ropa,
lavado de vajillas y limpieza multipropósito. Con el ciclo de
enjuague, suavizantes.
Detergentes con blanquedores con Oxígeno.





En
los 60´aparecen los removedores de suciedad por prelavado.
Polvos para lavado de ropa con Enzimas. Prelavadoenzimático.





En
los 70´, jabones líquidos para manos.
Suavizante de ropa.
Productos multifuncionales (detergentes + suavizante)






En
los 80´ los detergentes para lavado en frío.
Líquidos para lavavajillas automáticos.
Polvos para lavado de ropas concentrados.





En
los 90´los detergentes líquidos y polvos Ultras concentrados.
Los suavizantes ultras. Geles para lavavajillas automáticos.
Productos de rellenado.






Fuente Principal: SDA (Soap and Detergent Association)


Este artículo ha sido visto 9192 veces! Contenido exclusivo de Natural Care